5 bandas boricuas que alguna vez pudieron ser, pero nunca lo fueron

Siempre he escuchado que la escena musical independiente en Puerto Rico es como una caja de fósforos. O sea, con cada banda nueva que aparece, hay un 90% de probabilidad que sean como un fósforo, que se prende y rápido se apaga. Pero por favor no me mal entiendan. La escena aquí, ahora en el 2017, está viva y sonando. Siguen apareciendo bandas nuevas que prometen (como Desahuciados, por ejemplo), que lograrán seguir tocando frente a toda adversidad por un cojonal de tiempo, y quizás, como Ardillas, Davila 666, y Los Vigilantes, logren hasta llegar a pegar en el extranjero. Aquí hay show todos los fines de semana, y ha sido así por años. Pero la realidad es que en un país cuya industria musical apoya casi exclusivamente baladas y reggaetón, pues es de esperarse que muchas bandas y proyectos musicales alternos no lleguen ni siquiera al año.

Hay tanto cabrón talento en esta isla, que cuando una buena banda prende, lo hace con tal intensidad, que uno pensaría que su llama duraría para siempre, sigh. Por cuestiones de posteridad y jodiendas nostálgicas, aquí les dejo cinco de las mejores bandas boricuas cuyas llamas se extinguieron demasiado temprano.   

Gio y Los Policías
Uno podría argumentar que la ciudad de Bayamón ha sido la meca del punk rock boricua. En especial las áreas de Río Hondo y Levittown, la suburbia borincana. Ésta vió nacer a grandes y legendarias bandas de punk como Ardillas, Necronazis, Re-Animadores, Los Pepiniyoz, y muchísimas más, algunas que por más de 10 años le han seguido metiendo. Para eso del 2007, Gio y Los Policías también surgieron de “Bayaponk”, para desaparecer dos o tres años más tarde sin lograr sacar un solo disco, pero cuyo demo todavía existe en las penumbras de MySpace. Su nombre sale de una de las historias ponkas más algaro que he escuchado; Gio, el guitarrista, en una noche de jode’era y alcohol, le tiró un barrecampo a un policía que quería apagar su diversión. Algarete.

volver from Gio y los Policias on Myspace.

Lo que nunca me toco from Gio y los Policias on Myspace.

no tengo valor from Gio y los Policias on Myspace.

Para aquellos tiempos, creo que nunca me perdí un show de Los Pou Pous (puede ser que también tuvo que ver el hecho de que mi antigua housemate solía salir con el cantante, pero igual), y hasta el día de hoy la considero de mis bandas favoritas de aquí. Su punk rock era uno a lo sudamericano, como Flema, Mal Momento y otras bandas argentinas, con riffs tan agresivos que le harían sonreír hasta al mismo GG Allin. Canciones como “Volver” y “Lo que nunca me tocó”, tienen letras y cantos melódicos que más o menos tratan sobre angustias existencialistas y cuestiones de amor, pero sin caer en mierdas emo y otras charrerías. Son más como el emborracharse y caminar por calles sucias y desoladas, maldiciendo la puta vida con cada paso. Hablando de maldecir la puta vida…

Carie
Banda también de Bayamón para eso del 2009, cuyo lineup original consistió de dos miembros de Gio y Los Policías: Joelito en la batería, y Carlitos en bajo (quien recientemente acaba de formar su nueva banda Motín), junto a posiblemente el mejor cantautor que la escena de punk boricua ha escupido: Iván Nieto, mejor conocido como el gran Koki. Como bajista y guitarrista, su genialidad produjo las canciones más emblemáticas de bandas como Ardillas y Jenny Fatale y Los Degolladores (que de hecho, también merecen pertenecer a esta lista), pero fue con Carie donde desató una rabia, tan hermosa como una patada en los dientes, lo cual estableció un punk callejero distintivamente puertorriqueño. Canciones como “Me cago en tu madre Dios”, “Muérete” y “Odio la raza humana” marcaron una angustia oscura pero para nada melancólica o llorona. Más bien, denotan una furia sardónica y agresiva, pero mediante riffs que pudiesen pertenecer a un coro evangélico, si éste sonara en la iglesia satánica más divertida del mundo. Escuchen “Descenso al infierno”, eso es todo lo que tengo que decir.

*Valga la aclaración que Carie tuvo otro lineup un año después de que rompiera su agrupación original, con la cual sacaron par de canciones más (y buenas que son) antes de que Koki se iera al extranjero dos o tres años más tarde. Pero ese primer lineup… no se ha escuchado nada parecido desde entonces.*

Odradek         
Para eso del 2006, estaba claro que Odradek iba a ser la banda de la escena del Área Metro que por fin iba a break out, ya que su estilo indie, post-rock medio shoegaze, era lo que estaba sonando en el extranjero para ese entonces. Pero rara la vez los tres géneros sonaban a la vez en una misma banda, tan ecléctica como original, y menos en Puerto Rico. Las melodías y piano de su cantante, Lorraine Finkel, denotaban una angelicalidad casi trascendental, dejando en estado de catarsis a todos quienes tuvieron la dicha de verlos en vivo.

Para el 2011, por fin lograron sacar su primer y único disco, para un poco después romper. Sus dos guitarristas luego lograron formar bandas más exitosas; Raúl Reymundi con Balún (y luego Ardillas), y Darío Morales Collazo con Fantasmes. En cuanto a Darío, pues si te gusta Fantasmes, de seguro apreciarás su primera guitarra en Odradek, haciendo riffs y leads que parecen rebotar con cada nota y arpegio hasta llegar a la demencia. Hablando de bandas cuyos integrantes llegaron hacer cositas más grandes…

El Chakal y Los 10, 9, 8
Dúo de música electrónica y 8-bit instrumental, cuyos integrantes llegaron a formar dos de las mejores y más duraderas bandas que han salido de esta jodía isla: Luis Marrero, guitarrista de Los Pepiniyoz (aunque actualmente ya no toca con ellos), y Ricardo Pérez, bajista de Campo-Formio. Los dos grabaron todas las canciones del Chakal en sus respectivos cuartos en la casa de sus padres para principio de los 2000, cuando de seguro todavía estaban en escuela intermedia. Estas canciones tienen que ser de las canciones electrónicas más juguetonas y divertidas que he escuchado en Puerto Rico. Sus melodías, rapiditas pero cadenciosas, conllevan un optimismo de chamaquitos pasándola cabrón, que de seguro harán de tu día un poco más soleado.

De hecho, me cuenta Luis que tienen como cuatro o cinco canciones más (en un viaje más 8-bit, a lo Mega Man X de Super Nintendo) las cuales llevan como cinco años cogiendo polvo, pero que están hablando para finalmente arreglarlas y poder eventualmente sacarlas. Estoy pompeao’.

Polbo   
Técnicamente, según su Facebook, esta banda Humaqueña siguió tocando hasta el 2015, pero solo llegaron a sacar dos discos, uno en el 2006 y otro en el 2009. La razón por la cual está en esta lista, es que su primer disco llegó a ser nominado para un cabrón Grammy, y hasta logró sonar por un tiempito en la radio. Todo el mundo pensaba que Polbo iba a explotar. Su estilo indie rock, pero a la vez punk y hasta pop, algunas veces en una misma canción, no solo tuvieron el apoyo del mainstream, pero también de la escena local aquí en el Área Metro. Canciones como “La televisión”, “Negra”, y “Ramón”, con sus melodías alargadas y letras tan absurdamente melancólicas como pavera, hicieron una gran marca en mis años universitarios. Pero pues, nunca grabaron canciones nuevas, y las que sí grabaron, quedaron solo en la memoria de aquellos y aquellas que alguna vez fuimos “tan cool, tan cool, tan cool”.

 

 

 

Related Posts

Recent Posts