Bernie Sanders, sí es mi abuelo

Este lunes se llevó a cabo un momento, si se puede decir, histórico en el Teatro de la UPR Recinto de Río Piedras. El candidato primarista por el Partido Demócrata, Bernie Sanders, dio un discurso sobre su opinión de Puerto Rico y sus posibles soluciones a los problemas. Anteriormente, en este blog publiqué un post sobre Bernie y en este mencioné la campaña de Hillary para atraer latinos (7 things Hillary has in common with your abuela, que de paso, siguen cambiando el nombre). El discurso de Bernie me hizo pensar, “Bernie, sí es mi abuelo”.

La audiencia fue impresionante, me atrevería a decir que aproximadamente unas 4,000 personas dijeron presente. El teatro estaba a lleno a su capacidad máxima, o más, y la Plaza Antonia, dónde había una pantalla que proyectaba el discurso, estaba llena también. Justo antes de realizar su discurso dentro del teatro, Bernie se dirigió a las personas que se quedaron fuera y dio un breve resumen del discurso oficial. Lo que demuestra su compromiso social y respeto con sus seguidores, no tomando por sentado el hecho de que la mayoría de los presentes estuvieron esperando horas para verlo. En cambio, ayer Bill Clinton hizo una charla breve de cómo él y Hillary aprecian la Isla.

Para entrar al teatro, tenías que pasar por la misma seguridad que hay en los aeropuertos. Una seguridad que te hace sentir como si estuvieras en otro país, una presencia evidentemente foránea. La seguridad personal del candidato se veía bastante casual, nada de suits cómo se está acostumbrado a ver. Habían mujeres en su servicio de seguridad, y el range de edad era variado, algo que evidencia la esencia de su campaña electoral; la equidad.

BERNIE_7

A pesar de que había una fila kilométrica, a la hora de entrar muy poca gente honró la misma. Por lo visto, solo había un guardia de la Universidad manteniendo control de la fila y los pocos voluntarios. La falta de ayuda de la institución permanece una incógnita. Pero, creo que en este caso la emoción sobrepasa los males.

El discurso del político fue igual de directo como lo ha sido en sus rallys pasado. Obviamente, todos sus puntos eran concierne a las preocupaciones de la ciudadanía puertorriqueña. Puerto Rico es el perfecto ejemplo de lo que Bernie quiere combatir, la amenaza de los intereses de Wall Street. Demostró su indignación mencionando que el 51% de la población infantil se encuentra en la clase baja del país, lo que es propiciado por la relación entre el Gobierno y los bonistas. También, se unió al reclamo de la liberación del preso político, Oscar López Rivera. Mencionó que Oscar lleva más años de lo que llevó Nelson Mandela preso, lo cual denota cierto respeto a su persona.

Realmente, Bernie Sanders ha sido el único candidato a la presidencia estadounidense que ha desglosado las necesidades de Puerto Rico. Y el respaldo físico que se le dio ayer, demuestra que la idea de “cambio” puede convertirse en algo palpable.

(fotos por Pamela Baez)

Related Posts

Recent Posts