De seguro te gusta el Vaporwave y ni lo sabes

No tienes que estar al tanto de los últimos internet trends para saber sobre Vaporwave. De seguro te ha salido en tu timeline algún meme, foto o enlace a una canción que, voluntaria o involuntariamente, se puede asociar con Vaporwave. Cosas como:

O ésta…

Vaporwave es una de las pocas culturas populares y artísticas nacidas y difundidas exclusivamente gracias al internet. Al principio, el término fue concebido para describir un nuevo género de música. Éste se basa en “samplear”, o recortar partes de otras canciones o sonidos digitales con uso de sintetizadores, bajándole el tempo y ritmo, y repitiéndolos una y otra vez para formar una canción que te deja en un estado de trance. Se ha convertido en un fenómeno global que ha logrado crear otras sub-géneros musicales más específicos, al igual que incluir otras ramas artísticas al género como: la fotografía, el collage, memes, gifs, vídeos, ropa y moda, lo cual se le han etiquetado como aesthetic (una apropiación semántica de la disciplina artística). El siguiente vídeo explica a profundidad la historia de Vaporwave y su evolución:

Si por casualidad al momento de leer ésto, no tienen tiempo de ver el vídeo completo, voy a darles un pequeño resumen. Vaporwave primero fue visto en los foros de Reddit y Tumblr para principios de los 2010, lugares donde básicamente todas las modas cibernéticas nacen. Su nombre, según el autor del vídeo, sale de la apropiación del término económico vaporware, que significa productos fallidos que nunca salieron al mercado. Considero el nombre importante ya que la estética, tanto auditiva como visual de vaporwave, se basa en una reacción en contra de modelos consumeristas. Dónde se apropian elementos del capitalismo de finales del siglo XX y sus ramificaciones digitales para crear algo nuevo.

El hecho que sus canciones se basan en un “sampleo extremo” basado en bajar tiempos y repetición, la apropiación de sonidos parece no tener límite alguno. Ésto ha causado un sin número de sub-géneros asociados con las diferentes sonidos que se samplean. Por ejemplo el Mall Soft, que “samplea” música que se escucha en un centro comercial, o el Sailorwave, noise minimalista que “samplea” y emula sonidos del mar, hace que éste género conlleve lo que el narrador del vídeo clasifica como “la repetición de lo desconocido […] no en cosas que puedes comprar, pero en cosas que encuentras, como en la basura o en tiendas de segunda mano”.

El producto final es entonces una re-contextualización de la música (lo que el narrador llama valientemente como post-music), una que mezcla la nostalgia, la tecnología y la repetición para darnos un sentido de “realidad distorsionada”. Una realidad, que como el vapor, no es material. Donde la repetición, o mejor dicho, la replicación de ésta, crea un estado de trance escapista al mundo material y comercial.

Otro aspecto en su crítica al comercialismo es el anonimato. Si la apropiación es el método, entonces el anonimato es su ejecución. Los artistas que tocan Vaporwave, usualmente lo hacen mediante cuentas personales en Soundcloud o Bandcamp, sin ningún tipo de apoyo disquero. Ya que básicamente samplear, cortar, alterar y repetir sonidos es algo que cualquier persona con una computadora puede hacer, la pluralización de este género ha sido abarcadora. Pero si hay algún disco que se le puede atribuir como el más influencial para este género, tiene que ser “Floral Shoppe” por Machintosh Plus, a veces conocido como Vektroid.

Aquí uno puede notar elementos de ambient, new wave, smooth jazz, post-punk, y no-wave. Pero aparte de musicalmente ser lo que otros artistas siguieron desarrollando, la estética de su carátula, considero ser lo más influyente. Los colores pasteles (en especial el rosado opaco y el azul celeste), el uso de bustos y estatuas clásicas, lo kitsch tropical y la estética de principios del internet, son lo que se le ha bautizado como aesthetic. A pesar de que aesthetic sea un término que se utiliza para definir X o Y movimiento artístico, aquí se ve apropiado como el Vaporwave en sí. Lo que ejemplifica el sentido “meta” del género. Ésto denota una mezcla entre arte clásico y la tecnología anticuada, mediante una paleta de colores específica, así logrando un pastiche entre lo que se le puede caracterizar como una simbiosis entre high and low art.

 

 

 

Vaporwave en Puerto Rico

Como toda moda global, ya el Vaporwave ha llegado a la isla. Aunque, personalmente, no sabía de artistas que hacen este género hasta mediados del 2016, tengo entendido que diferentes artistas han hecho Vaporwave desde por lo menos el 2014. Artistas como La Bajura, Furry Vowels, Turista, Los Walters y Buscabulla, son solo algunos que o se identifican completamente con el género o, por lo menos, usan algunos de sus elementos dentro de sus canciones.

En cuanto al aesthetic, páginas dentro de las redes sociales como Radical Cowry y Boriwave, han tratado de personalizar la estética del Vaporwave con la cultura puertorriqueña.

 

Aunque las páginas que he encontrado sobre Vaporwave en la isla toman la estética como vacilón y comentarios sardónicos, hay otros artistas que toman ésta un poco más seria. Por ejemplo, la artista Supakid toma el Aesthetic como paleta para muchas de sus fotos.

 

Lo interesante del Vaporwave en Puerto Rico es que, tanto en la música como en su estética, encuentro que pega muchísimo con la re-apropiación de lo “tropical”, una tendencia que ha acaparado el mundo del arte moderno en Puerto Rico durante estos pasados años. Las palmas, la playa, el atardecer en la isla, todos son elementos usados por el Vaporwave en otros países pero, en una isla tropical, puede jugarse más todavía. Más que el escapismo, el estado de soñar y trance que tanto caracteriza su música, bién puede ser aplicado para estos tiempos de incertidumbre política y económica.

Vaporwave es un género que tiene el potencial de crecer más y más en Puerto Rico. Su modelo de apropiación, como el underground de los 90 y el reggaetón, quienes se apropiaron de ritmos de dancehall y ragamuffin Jamaiquino, es algo que culturalmente hemos estado haciendo por décadas. Pero el Vaporwave, con sus connotaciones de digitalización, la electrónica, lo kitsch y la estética neo-tropical, parece ser el nuevo trend dentro de la cultura popular cibernética en la isla. Una que, gradualmente, estamos incorporando a nuestro discurso artístico nacional. A ver que sale.

Related Posts

Recent Posts