El ilustrar de la memoria : Reseña de la exhibición 1977 por Omar Banuchi

1977BanuchiHoy día, capturar “momentos” es relativamente fácil. Gracias a nuestros teléfonos, todos podemos tomar una foto a cualquier instancia, subirla a las redes sociales y esperar la aprobación por medio de likes o corazoncitos de amigos, familiares y desconocidos. El proceso se ha vuelto rutinario, hasta un poco impersonal diría yo, lo cual es irónico ya que la documentación de momentos íntimos por medio de la fotografía solía ser de lo más personal que podíamos hacer. Solo piensa como antes se trataban las fotos: había que primero tener una cámara (usualmente desechable, ya que no todo el mundo podía tener una cámara legítima), sacar tiempo para ir a un relevado y comprar un álbum de fotos, para finalmente poder guardar ese preciado momento para siempre. En otras palabras, las fotos se consideraban objetos físicos que capturaban momentos importantes en nuestras vidas, tan importantes que ameritaban el desconfío en solo la memoria.

La exhibición 1977 de Omar Banuchi, en Productos Gostosos en Río Piedras, se puede considerar como un cierto homenaje a como antes tratábamos la fotografía, pero más importantemente, la memoria. Sus piezas son dibujos digitales, fotografías viejas de su familia trazadas en computadora, utilizando colores vivos y cromáticos (algunas parecen hasta serigrafías), pero a la vez manteniendo un tono vintage que captura el entorno de la época.   

1977Banuchi2Su técnica, tan emblemática del siglo XXI, hace que dichas fotografías del siglo pasado logren un aparente rejuvenecimiento, no sólo en estética artística, pero también en re-otorgarle un sentido de importancia a aquello que hoy suele tomarse por sentado. La memoria toma primer plano en su obra, no como documentación, pero más bien como honra, adorable y sutil, a aquello muy querido para el artista. Los momentos escogidos varían de vacaciones, bodas, momentos cotidianos como get-togethers en la cocina y retratos de tíos y primos en su juventud. Dichas imágenes no caen en pura apropiación estética; más bien logran ilustrar momentos, otorgándoles un aura de independencia a su referente original.  

1977Banuchi3

1977Banuchi4

Algunas de las obras están acompañadas de subtítulos o relatos, los cuales parecen ser pensamientos poéticos del artista, al igual que citas de algunos de sus familiares, tal como si fueran sacadas directamente de un diario. Aparte de aclarar o describir los respectivos momentos, estos relatos nos dan un pequeño vistazo al sentir personal e introspectivo que conlleva dicho momento. En este respecto, encontré una cierta similaridad al trabajo de Banuchi en Días Cómics, pero en vez de relatar su propia introspección hacia momentos en su vida, éste relata la memoria de miembros de su familia; tiempo en que él mismo ni siquiera había nacido.

1977Banuchi5

1977Banuchi6

 

Quisiera resaltar el mérito de este último punto, ya que describir tan personalmente momentos en lo cual uno no está directamente envuelto me parece un poco difícil. He aquí el talento de Banuchi, el poder ilustrar tanto pictóricamente como en palabra la memoria. Pero el hecho de que ha logrado trasladarlo tan eficazmente a su familia, demuestra una cercanía, un dominio a aquello que trasciende la nostalgia, y se vuelve vigente nuevamente.

1977Banuchi7

1977 logra ser más que un homenaje a los seres queridos del artista, éste demuestra un entendimiento al uso del arte como mecanismo de la memoria. Estas piezas comparten con el espectador el sentir de cada foto, posicionándolo en su respectivo momento y entorno por medio del dibujo y relatos. Aparte de ser obras que estéticamente se sostienen solas, estas devuelven la importancia que nuestros padres y abuelos le otorgaban a la fotografía antes del internet y la era digital. Estos dibujos devuelven el proceso de manifestar físicamente los momentos que nos importan, algo que antes lograbamos sólo por medio de la fotografía en sí, así recordándonos del valor de lo que se encuentra “atrás” de dicha documentación. Algo que nos hace útil no olvidar, en especial en esta era de rapidez y combustión mediática.

 

Related Posts

Recent Posts