Los años de Días: una entrevista a Días Cómics

Rosaura Rodriguez y Omar Banuchi, creadores de Días Cómics, acaban de lanzar su exhibición “Este año________” en Taller Secreto en Río Piedras. Aquí nos hablan un poco sobre el tiempo, la memoria, sus procesos, el irse o no irse del país, y como un calendario puede ser aquel objeto que acapare tanto el presente como el pasado.  

Esta expo es de todos los calendarios que han hecho hasta hora. ¿Hace cuánto llevan haciéndolos?

Omar: Éste es el cuarto que producimos, pero llevamos tres años haciendo los calendarios particularmente.

¿De dónde salieron las imágenes?

Omar: Las historias siempre las hacemos bien al azar. Casi siempre lo dejamos pa’ lo último del año, y en ese mismo rush, siempre nos dividimos quién va a tener que mes. Y a base más o menos del que vaya haciendo mejor las primeras imágenes, se la envía al otro, y quizás surgen ideas para complementar. Pero son cosas que tratamos de hacer lo más libre posible. Excepto, uno que otro mes que son bien tradicionales, como diciembre, que queremos casi siempre que se toquen temas más na’ que ver. San Valentín, casi siempre, tocamos temas del amor. Cosas así. Pero tratamos de que sea lo más libre. No son necesariamente cosas autobiográficas como el cómic Días, sino que son cosas que a veces, hasta rayan en lo absurdo: animales que hablan y cosas así.

¿Así que no tratan de ilustrar tanto cosas de su vida cotidiana, como en Días?

Rosaura: Yo creo que no es tan autobiográfico, pero sí a veces se cuela. Y es ficción corta también, que es el tipo de ficción que nosotros hacemos. Usualmente, son una imagen o no más de 4 paneles, así que son también otras formas de hacer historias que son, yo diría casi siempre ficción. También es que no necesariamente son ficción, porque muchas son una imagen. Que no necesariamente tan siquiera son una historia, sino que son, pues, una imagen que puede evocar un momento…

Omar: O puede no evocar nada. Por ejemplo, una de mis imágenes favoritas es de unas nenas bailando, que no significa nada, puede ser en cualquier mes. Son unas nenas bailando y no hay una historia más allá que unas nenas bailando.

Como para meses random, mayo me imagino.

Rosaura: Yo creo que siempre tienen algo que ver. Incluso, Banuchi diciendo que eso no evoca nada en particular, como espectadora veo que la pieza sí evoca la alegría, la felicidad de ese mes en particular. Tampoco tratamos de que sean súper literales, pero de algún modo, esas imágenes están ligadas por, ya sea una sensación, o una idea, o un evento que sea común entre toda la cultura, las cosas que todo el mundo vive o no. Yo veo que tiene que ver más con sentimientos abstractos que están sucediendo, o nos están sucediendo en ese mes en particular.

¿Se les hizo más fácil bregar con esa diversidad, ese randomness, que en sus otros cómics?

Rosaura: El hacer un calendario, la idea es que sea un producto más universal, que más gente lo pueda leer. Así que por eso los temas son bastante diversos, y son quizás más relatable y también son un poco más sanos ¿verdad?… que de otros trabajos que hacemos.

Omar: Es más popular. Menos risky.

Rosaura: La crítica política también es más sutil versus otros cómics que hemos hecho. Al ser un calendario que también es un objeto práctico, está en esa frontera entre algo que es arte y puedes apreciar pero también lo usas y te acompaña. Tú lo usas y él cambia con lo que tú hagas.

Omar: A veces en Días queremos deprimir un poco haciendo un cómic. Porque nos sentimos mal y queremos plasmarlo de esa forma. Pero en el calendario, es todo lo contrario. Queríamos ser un poquito más light. Quizás es porque va a estar un mes entero en la pared de esta casa, y un mes de depresión quizás es too much.

Rosaura: También que lo raro de hacer el calendario es que uno lo hace como seis meses antes del próximo año, uno está pre-viviendo lo que va a suceder. Así que entonces, lo que vas a estar viendo en octubre es realmente lo que estábamos sintiendo en septiembre del año anterior. Lo que está gufiao del calendario es ver cómo esas imágenes que hicimos en un momento, en un pasado, conecta con el presente cuando se estén usando.

Omar: Cómo va a hablar con esa imagen…

Rosaura: …en ese momento. Eso es parte del juego también para nosotros, que no sabemos cómo esa imagen se va a relacionar y va a conectar con lo que esté sucediendo en ese mes en particular.

Omar: O igual si hacemos un chiste…. no podemos hacer chistes que sabemos que estarán bien dated de aquí a 4 o 5 meses…

Como Netflix and chill

Omar: Exactamente, jajajaja.

Rosaura: Jajajaja… para éste [el único chiste] que hice fue un mensaje to my future self, que es el de “Termina la tesis”, porque se que voy a estar tratando de terminarla en ese momento… Así que ese es un inner joke para mí misma y para todas las otras personas que estén haciendo su maldita tesis.

¿Y ese es para el de mayo?

Rosaura: Ese está como para septiembre del 2017.

Así que no es tanto predecir el futuro.

Rosaura: Hay una tirilla sobre unas ardillas [personajes recurrentes en Días, que se mudan del extranjero a Puerto Rico, ahora parte del calendario 2017] que tiene que ver con el tema de la migración, esa reflexión sobre el lugar en donde se encuentran esas ardillas que es Puerto Rico. Igual va a estar interesante ver como eso… ¿qué mes es ese?

Omar: Ese es abril. De hecho, en la conversación (en el cómic), hay un paréntesis, o una nota sobre como esto es suponiendo lo que va a estar pasando en abril. Porque suponemos que esto va a estar peor de lo que estaba…. básicamente es el chiste.

Rosaura: Por eso también va a estar interesante ver qué está pasando en abril. Cual es la reflexión que subraya la conversación entre irse, o quedarse.

Sí, el gran dilema de aquí.

Rosaura: Es inevitable.

Omar: Hay varias tirillas de cómo hemos tocado eso. Es uno de los temas que más hemos estado repitiendo en Días: lo de la migración. Hay uno que es esta persona que recibe mensajes de palomas mensajeras diciendo, “Ah, fulanito de tal viene, así que saca días para que los puedas ver”, por qué nadie sabe cuando van a volver así que la persona tiene que ir a pedir días libres en la oficina. O unos árboles que están decidiendo “Ah, este año nos vamos a ir. Ya, pal’ carajo todo. Dejamos una semillitas aquí, y que ellos breguen las semillas después, pero no, nosotros ya pichamos”.

Días siempre lo he considerado como memoria ilustrada–el uso de la memoria y cómo eso tiene que ver para ustedes personalmente y para su medioambiente. ¿Cómo ven el uso de la memoria en sus calendarios?

Rosaura: Yo creo que el mismo calendario es el objeto que aguanta la memoria, que la contiene, la gente las escribe. Algunos de los calendarios que están en exhibición son los calendarios que usé realmente, y tienen las diligencias, los eventos que estuve haciendo en X días en particular. O sea, siempre se trabaja, y yo creo que es una forma en que nosotros operamos para cualquier trabajo que hacemos. Pensando en la exhibición de Banuchi, 1977, esa trabaja mucho el tema de la memoria. Lo que yo hago por mi cuenta también habla mucho sobre cómo regresamos al pasado para un poco ver el presente. Así que en el calendario lo veo también, aunque sea ficción, no deja de trabajar eso.   

Omar: A mí, en cuestión de la memoria…. la mía es pésima. De hecho, tampoco uso calendario. Pero lo que me gusta de esto también es preservar estas cosas, estas tradiciones, de holidays, como Halloween. Estas cosas que son bien charras, y mucha gente las odia o lo que sea, pero en estos dibujos… Hay un dibujo que yo, como que me incorporo. No es un Halloween real, es algo que yo me estoy posicionando. Por ejemplo me pongo a mí y a mi hermana como niños, y no es algo que es real, pero obviamente, los Halloween, es algo que siempre nos vamos a acordar. Y quizás este tipo de holiday sirve para eso.

Yo siempre trabajo mucho con la nostalgia. Los temas nostálgicos son algo que siempre traigo, y en cuestión de las tradiciones de festividades, pues en los calendarios lo uso. Esa es mi forma, mi desquite, de presentar ese ladito, de preservar momentos lindos de infancia, pero no de días en particular como quizás lo es Días,  que es como, “Esto pasó tal día”. Y sirve de hecho como, como un diario…

Rosaura: Un archivo.

Omar: Un archivo. Eso mismo. A veces yo estoy releyendo, usando el cómic de referencia o lo que sea, y de repente veo esto que pasó, que yo escribí hace 5 o 6 años atrás, y digo, “Diablo, verdad. Eso pasó”.

Ver la nostalgia plasmada en real time, como en el calendario… Encuentro interesante ese juego. Como en Días, las imágenes son súper identificables para quien vive en Puerto Rico. ¿Cómo logran esa autenticidad?

Omar: Parte de la imagen. Por lo menos yo, yo no sé dibujar. De sentarme a dibujar, he aprendido bastante desde que estoy haciendo cómics, pero yo casi siempre parto de una foto que ya existe. Por ejemplo, parte de lo que busco son fotos. Para la de los niños que mencioné anteriormente haciendo trick or treat, busqué en Google “casas Puerto Nuevo”, para asegurarme de que el background fueran casas que uno vea esas rejitas, y diga “Ah esas son las rejitas de donde yo paso todos los días”, o, “Esa es la casa de mi vecino”. Igual los carros, ¿qué tipo de carro?: un carro junkeado, porque en Puerto Rico hay un cojón de carros junkeados. Ese tipo de cosa nos gusta traerla para eso, para que haga click entre nosotros.

Rosaura: Como el proyecto que surge inicialmente es Días, que es autobiográfico, pues no podemos ignorar el hecho de donde estamos físicamente. Así que ya desde Días se empieza a trabajar el tema en Puerto Rico, no en ningún otro sitio. Siempre tratamos de ser fieles a lo que estamos representando.

Por eso Días es de los cómics que más me tripean de aquí. Por eso de que están compartiendo el mismo espacio que sus lectores. Y con esto de los calendarios, compartiendo el mismo “tiempo” también.

Rosaura: Ehh, jajaja. Más o menos, sí.

Finalmente, éste 2017 lo veo con una incertidumbre cabrona… No sé si va a ser un no chill donde me resigne por completo (lo cual dudo en verdad), o meterle bien cabrón dentro de un ambiente no muy favorable para mí. Con esto de Ricky y Trump…

Rosaura: Vamoa’ meterle bien cabrón. Es que es más deprimente. ¿Por qué voy a hacer algo, si este tipo es un morón?

Omar: Por lo menos con Fortuño, uno sabía que era un cabrón, pero relativamente inteligente. Ahora con éste tipo… es solo un cabrón.

¡Jajaja! Pero por eso dicen, que en tiempos malos salen cosas gufiás.

Omar: Va a haber buena música, va a haber buen arte… jajaja.

Ajá, yo en ese aspecto, por lo menos estoy un poquito pompiao.

Rosaura: Ésto es en serio. Mira, turisteando con este amigo mexicano, uno se da cuenta de que absolutamente todo el mundo que uno conoce, hace algo. “Ah, mira, este es mi pana el que acaba de escribir su libro”, “Ah, este es mi pana que tiene un negocio”, o “Este es mi pana que está haciendo tal cosa”. No sé si es un fenómeno que se da en tantos sitios, o es tan común que todo el mundo está struggling y todo el mundo le está metiendo bien cabrón.

Omar: Esperemos que sí.

Si quieres conseguir tu calendario, u otros cómics de Días, pueden ir este próximo 17 – 18 de diciembre al FLIA en Casa Ruth en Río Piedras, y al Timbiriche en en MAC en Santurce, los mismos días.

También estarán celebrando el cierre de su exhibición Este Año________, el próximo 7 de enero en Taller Secreto.

Related Posts

Recent Posts