Historia de horror en Tinder

Cuando hablamos del online dating, especialmente entre las chicas, casi siempre surge una preocupación: ¿Cómo sabemos que la persona con quien salgamos no nos va a terminar cortando en cantitos o convirtiéndonos en su esclava personal por perpetuidad? Si eres de las miles de mujeres que pensamos así, el caso de Warriena Tagpuno Wright te dará el único ejemplo que tendrás que dar en esta discusión para defender tu punto de vista.

En julio del 2014, Warriena Tagpuno Wright, de 26 años, viajó desde su hogar en Nueva Zelanda a Queensland, Australia para la boda de una amiga. Al llegar a su motel, se puso a buscar en Tinder, y ahí le apareció Gable Tostee, sendo jevo. Después de un poco de sexting, el 7 de julio, se encontró con él afuera de una barra y ya a las 9pm estaba en el apartamento de Tostee. Por alguna razón, Tostee decidió comenzar a grabar el audio de la noche con su celular, a eso de la 1:00 am. En los primeros 20 segundos se escucha al hombre decir, “Fuck me”. Pero a los pocos minutos, Wright comenta, “I’m a psycho drunk, do not test me”. Al rato, se escuchan risas y los sonidos de alguien dándole a otro. Luego se escuchan sonidos de gemidos, y el hombre decir “I don’t like getting beaten up”.

Ya la cosa está rara, pero eso solo era el comienzo. A la 1:36 am, Wright declara que se quiere ir, diciendo, “Are you going to fucking untie me, because I will fucking destroy your jaw”. Discuten un poco más, y eventualmente todo suena más tranquilo. Pero, de nuevo a las 2:11 se escuchan sonidos de forcejeo, y lo que aparenta ser alguien tirando piedras. Continúan insultándose el uno al otro, hasta que a las 2:17 Tostee anuncia que la dejará ir, pero sin sus cosas, que tiene que ir directo a la puerta. Ahí es donde comienzan los sonidos de forcejeo de nuevo, acompañados por Tostee repetir “Let it go” varias veces, mientras Wright grita “No, no no”! A las 2:18 se escuchan sonidos de sofocación, y algún objeto de metal cayendo al piso. Luego se escucha el cerrar de una puerta, y la mujer diciendo “Just let me go home” justo antes de gritar.

La vecina de abajo escucha a una mujer gritar, y luego ve dos piernas colgando en su balcón. En cuestión de unos segundos, la testigo la ve caer desde el piso 14. Eventualmente, llama a Emergencia, y llega la policía. La grabación de Tostee continúa por alguna razón, y las cámaras de seguridad lo capturan bajando al sótano del edificio. En el audio de Tostee, se escucha que a las 3:10am pide una pizza y a los pocos minutos llama a su padre. Le resume los eventos de la noche, diciendo básicamente que ella se puso muy crazy, y que por su propia seguridad la encerró en el balcón. Eventualmente la policía arresta a Tostee, y él mantiene que es inocente.

Foto tomada por la vecina de abajo de Tostee, de los pies de Wright colgando del balcón.

Todo esto lo aprendí en un episodio del podcast My Favorite Murder de agosto del 2016. Ahí mencionan que su juicio estaba pautado para octubre de ese año, así que decidí investigar qué pasó luego. Pero, en el podcast también mencionan que mientras estaba libre bajo fianza, Tostee se la pasaba posteando en sites como bodybuilders.com, echándoselas sobre su dinero, apartamento, y declarando que todo esto era un witch hunt.

Pero vamos a ver en qué quedó el caso. Pues, siento decirles que Tostee fue declarado inocente por un jurado el 17 de octubre del 2016, luego de deliberar por cuatro días. Obviamente, la grabación fue la evidencia principal, además de fotos y estudios forenses del apartamento. También surgió información sobre el pasado de Tostee, de abuso al alcohol y ADD (aunque no sé qué tiene que ver ese dato en particular).

Interesantemente, unos días antes del veredicto, la defensa de Tostee intentó declarar un juicio nulo, porque uno de los miembros del jurado había estado posteando en Instagram, hablando sobre estar presente en el caso. Pero, el juez declaró que ninguno de sus comentarios habían demostrado prejuicio ni discutió evidencia. Por lo que he podido leer, el jurado básicamente decidió que Wright estaba a lo loco y borracha, y por ende decidió tirarse del balcón, sin que fuese culpa de Tostee.

A mí, al igual que a las chicas de My Favorite Murder, me aparenta ser un caso de murder by suicide, en el cual Wright se sintió que estaba en tanto peligro, que prefirió arriesgar su vida brincando del balcón a esperar a ver qué haría Tostee. Ellas también mencionan otro dato interesante: a través de la grabación se escucha a Tostee haciendo comentarios que Wright lo está hostigando violentamente. Esto podría ser parte de la razón por la cual decidió encerrarla en el balcón. Pero existe otra teoría: Al saber que estaba grabando todo, hizo todos esos comentarios como manera de protegerse si las cosas iban mal. Se ha documentado que muchos hombres que le pegan a las mujeres a veces gritan comentarios de esa índole para que los vecinos o quien sea no entienda lo que está pasando realmente. Por mí, me parece que el sexo se puso un poco rough, y entre la borrachera de Wright y los issues de Tostee, se complicó todo.

Bueno, ahí ya tienen su historia de horror para la próxima vez que estés hablando del online dating. Claro, no es decir que todos estos encuentros terminan así, pero me imagino que por lo menos algunos miembros del jurado pensaron que es parte del riesgo que uno se toma en esta situación. Yo seguiré pichándole a Tinder, pero ya sé que si algún día caigo, no voy a beber.

Related Posts

Recent Posts