A Rihanna también le da pena su masculinidad

Hace varias semanas atrás escribí por este medio un artículo analizando la masculinidad en una canción de Drake. Básicamente comenté sobre el imaginario o identidad que cada hombre trata de seguir, pero realmente nunca puede alcanzar al tratar de sentirse a la par en un mundo reinado por chavos y misoginia. La cuestión es…¿qué pasa cuando una mujer logra también identificar este dicho imaginario, y más todavía, en qué manera ésta puede comentar sobre el viaje de identidad y comportamiento de un tipo atrapado en el C.R.E.A.M (cash rules everything around me… por siaca)? Si eres Rihanna, sería de la manera más despiadada posible.

En su nuevo single “Needed Me”, Rihanna nuevamente nos tira una situación aparentemente hipotética, una historia sobre formar parte de una relación… eh, “disfuncional”. Se podría entender que es la relación entre una prostituta y su pimp, o en el caso de “Needed Me”, entre dos tiradores que mezclan el placer con los negocios. En este caso, Rihanna se posiciona en un papel de poder, donde le deja saber a su “pareja” que ella es tan parte del mundo de la masculinidad, los chavos y la misoginia como él. Cuando canta “You was good on the low for a faded fuck, on some faded love / Shit, what the fuck you complaining for? / Feeling jaded huh?” Rihanna invierte los papeles de la dependencia patriarcal al posicionarse en el rol de masculinidad hegemónica, pero lo hace de una manera sumamente sardónica, como preguntándole “¿Cabrón… tú sabes cómo es, que carajos esperabas?” El hecho que ella le repite una y otra vez “You needed me / ohh you needed me” nos enseña como ella hizo todo lo que él le pedía, para éste solo venderle sueños como “a white horse and a carriage”. En otras palabras, posicionarla dentro de una femininidad creada por el hombre dentro de la masculinidad, descartando su labor como mediadora, o su igual en “el juego”.

Obviamente Rihanna está tirando una analogía entre la relación entre tiradores con una relación amorosa convencional. Su comentario identifica que dentro de una relación amorosa, el hombre consumido por la masculinidad hegemónica no puede evitar posicionar a su pareja dentro de aquello que él toma por sentado.

Related Posts

Recent Posts