Te extraño Tulip: reseña de Preacher en AMC

TulipPreacher

Adaptar el cómic de Preacher (1994) a la televisión ha sido, durante casi veinte años, de las peores pesadillas para un productor o cadena de televisión. Inicialmente, Preacher iba a ser como 3 películas diferentes. En el 2006, HBO decidió tomar la tarea de adaptar fielmente las 66 tiradas del cómic a una serie de televisión. Es decir, cada episodio de una hora hubiese representado una tirada.  

Este artículo no es un fan boy rant en contra de la serie nueva de AMC del mismo nombre, o un añoro pendejo de lo que pudo haber sido una adaptación fiel a uno de los mejores cómics de todos los tiempos. Especialmente cuando ya de antemano estaba claro que los productores, Seth Rogen y compañía, no iban a hacer una adaptación fiel a la narrativa del cómic.

En realidad la serie de AMC no es una mala. Su cinematografía es imponente, como la calma antes de la tormenta, más que también captura bastante fielmente la personalidad de los personajes principales: como se ven, piensan y actúan… todos excepto Tulip.

IMG_1997

He aquí mi crítica a la serie: en los cómics, Tulip, aparte de ser la que realmente propulsa la acción (es por ella que los otros dos personajes principales se conocen), su personaje demuestra como los hombres en un western, tanto los héroes como los villanos, perciben a las mujeres. Su conflicto no es con su entorno, ya que ella está más que equipada y preparada para vivir en el típico western que es Preacher. Lo de ella es tirotear, vamos a dejarlo ahí. No, su conflicto, furia y hasta decepción son con el personaje principal, Jessie, el amor de su vida. Jessie es la personificación mítica masculina del vaquero héroe, justo y noble. No se da cuenta de que Tulip es mucho más que “su novia”, una que nunca quiere que lo acompañe en sus peligrosas “aventuras” por temor a que muera. Básicamente Jessie considera a Tulip como su “objeto más preciado”, aquello que si alguna vez perdiera (o rompiera), significaría el fin de su mundo (“til’ the end of the world”, cómo le diría Jessie a Tulip al contestarle hasta cuando la amaría).

preacher01

Durante el transcurso de los cómics, Tulip trata de hacer que Jessie se dé cuenta que ella es una parte esencial de su misión. Que tanto su destino como el de Jessie conlleva el uso de su destreza con las armas, algo que por traumas en su niñez nunca antes había podido demostrar. La magnitud de violencia que conlleva la misión de Jessie entonces la necesita, quiéralo él o no. Tulip por fin puede romper sus traumas (la muerte de su padre, el abandono espontáneo de Jessie por cinco años) por medio de una causa majestuosamente épica, especialmente cuando tiene que ver con la persona que ama.

No vi nada de esto en cómo fue introducida Tulip en la serie de televisión. Aquí aparentar ser solo una ex-compañera de trabajo (en matar gente y hacer cosas algaro por chavos) de Jessie, una que solo existe para personificar el pasado caótico del cual Jessie desea apartarse. Jessie actúa con ella como con cualquier otra persona en su congregación, otra más que con condescendencia está tratando de “salvar.” Sí se nota un poco que quizás hayan tenido algún romance en el pasado, pero parece más la dinámica entre dos compañeros de trabajo que se tiraron alguna vez, más que una fuerza tan intensa como lo es presentada en la historia original: el amor entre estas dos personas (y un vampiro colao) ante lo imposible.

IMG_1998

No es tan solo que a la Tulip de televisión la hayan reducido a un personaje de dos dimensiones (por propósitos de narrativa de la serie me imagino), también le cambiaron su personalidad por completo. El determinamiento, la angustia, las emociones honestas de alguien que no come cuentos, que ama y actúa con la ferocidad necesaria para sobrevivir un mundo de mierda, son sustituidos, ironicamente, por una caricatura. La “TV Tulip” actúa como una adulta infante, quién ve al mundo como su sala de juegos. La violencia no la ve como algo traumático en su vida. Más bién la ve como un juego infantil el cual domina muy bien, y por lo tanto se lo puede hasta disfrutar. Por ejemplo, la escena en la cual “TV Tulip” se topa con una niña y su hermano menor no pudo haber ilustrado su caracterización mejor: “Who likes arts n’ crafts?!”… Hacen una bazooka. Su personalidad parece más una caricatura de la manic pixie dream girl matona, a lo Harley Quinn o Black Widow, cuyo rol en la narración es solo ayudar al personaje principal en su ruta de destrucción por que eso es lo que a ella le tripea, y sí se enamora de él, pues mejor todavía. Siempre y cuando matar gente y ganar chavos sea lo primordial.

De nuevo, la serie no es mala. Las adaptaciones de los personajes masculinos es bastante fiel, y sus diálogos reflejan sus respectivas personalidades. Pero si los escritores y producción pudieron capturar la personalidad de estos dos, ¿por qué no la de Tulip?

Related Posts

Recent Posts